EL BLOG DE

CARLOS MAL

(Qué injusto es Dios)

PIRA PAGANA - HISTORIA NATURAL DE LA MUERTE

Empecemos por notar algo interesante: En términos científicos la muerte no existe; la muerte es un estado inventado por nuestro lenguaje para separar a los celularmente activos (yo y ustedes, queridas lectoras) de los inactivos en descomposición irreversible (los muertos).

En verdad no existe una partícula, virus, bacteria, sustancia química u objeto real que se llame muerte. Así que, repito, no existe en términos duros. Lo que nos pasa a todos es simplemente asfixia, falta de oxígeno en el cerebro. Eso es lo que nos mata a todos, a los que nos da un infarto o a los que volamos en pedazos en una explosión atómica. El cerebro deja de recibir oxígeno y comienza a pudrirse, no sin antes desconectarse con toda la dignidad del mundo.

Si seguimos en vena científica debemos reconocer que la muerte inició con la vida misma. Cuando el primer organismo unicelular decidió reproducirse y utilizar combustible orgánico y gases de la atmósfera se condenó a desaparecer. De no haber inventado la muerte, dicho organismo que evolucionó hasta convertirse en nosotros se habría quedado por siempre como una mancha de grasa en el gran caldo de la vida y no estaría usted leyendo este periódico cómodamente en la sala de su casa.

La muerte en esencia no es sino un proceso de crecimiento celular. Nuestra piel desplaza células muertas de piel todos los días, incesantemente, igual, la población mundial desecha como piel muerta o uñas largas a aquellos organismos que han usado todo su combustible, junto a otros que se encuentran de narices con la puerta cerrada del infortunio.

El ridículo término “muerte natural” me hace pensar con gaya befa en científicos empeñados en encontrar una forma artificial de muerte, como si tal cosa fuera deseada o posible. La muerte es poco deseada no tanto por conservar la vida o por las relaciones humanas que se rompen, sino por un enamoramiento que tenemos por nuestra personalidad.

Lo malo es que no importa la religión o creencia, la personalidad es la única víctima de la muerte. No hay forma de preservarla intacta, pues no tiene forma, peso, color, densidad ni dimensión. Así que si quisiéramos definir la muerte en términos lógicos deberíamos considerarla una cesación irreparable de la personalidad.

El cuerpo se puede preservar en estado vegetativo, momificado o taxidermizado; el alma puede ser transportada a otra realidad metafísica; los pensamientos lógicos y conscientes se pueden registrar por medio del lenguaje, pero la personalidad se pierde sin remedio y definitivamente. Sólo quedan pequeños rastros de sus consecuencias en las memorias de los seres queridos.

Hace cuatro años escribí para esta columna una historia de la muerte, en la cual en término líricos expresaba el sublime escándalo que la idea de morir hace en la cabeza de un escritor. Sigo pensando que la muerte es inquietante y misteriosa, una experiencia que por proximidad transforma y decora nuestras vidas. Pero eso no me impide verla en toda su gloria desapasionada y lógica.

Es como saber que soy una masa de músculos colgada de un armazón de huesos, una enredadera de nervios liada a las grutas de sangre de órganos y paredes celulares. Es como saber que soy una entidad de consumo de nutrientes con el único propósito bacteriano de producir más entidades de consumo.

Y al mismo tiempo saber que soy más sublime que una ópera de Mozart, más complejo que las pesadillas de Einstein, más profundo que la garganta de una supernova y más poderoso que la mano derecha roja de Satanás, señor del oro y de las tripas cristalinas de donde los negros sacan las gemas que los amantes regalan a sus novias.


Leer pdf
Read in English



Share this:

JOIN CONVERSATION

11 commentaires:

  1. Querido Carlos,

    Tu intento por hacer una evaluación exclusivamente natural de la muerte ha fracasado lastimosamente. Haz hecho referencia a la muerte de la personalidad, que, en términos estrictos, nada tiene que ver con la naturaleza. La personalidad, así como casi la totalidad de la parafernalia inherente a la muerte, es abstracta.

    Hago el comentario anterior porque trabajo con muertos, con cuerpos en descomposición e identificación de cuerpos inflados como cereal de maíz.

    De tu fracaso y mi experiencia con la muerte puedo concluir que la historia natural de la muerte es una de muy poca relevancia. A nadie le importa si su pariente, amigo o conocido dejó de tirarse pedos o de cortarse el pelo.

    Esto queda claro, en términos familiares, en el sufrimiento que conlleva la muerte, que tiene implicaciones hasta legales. En términos culturales, mira la idiosincrasia nacional, que no puede abstraerse del misticismo y fascinación que produce la calaca.

    Saludos, Alex de la frontera.
    p.d. celebren su identidad nacional con un altar de muertos =D

    ResponderEliminar
  2. On a gathering storm comes
    a tall handsome man
    In a dusty black coat with
    a red right hand


    100 puntos por captar la referencia

    ResponderEliminar
  3. Qué ruda se pone la gente. Pues, yo opino que ilustras muy chido tus posts.

    (jajajajaja)

    ResponderEliminar
  4. Pacheco... "Ghost... of the civil dead" en Bicidriver... un regalo casamentero... manifiestate!!!

    ResponderEliminar
  5. Ahora si que no llegaste a ningun lado!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Y NO ERES PERFECTOOOO MALDITO!!

    "los pensamientos lógicos y conscientes se pueden registrar por medo del lenguaje.."

    MEDOOO?!

    atte. de nuevo alex de la frontera ..


    pff jajaja NOT!
    solo bromeaba..
    pss, no se como logro intuir este amigo lo q en realidad querias expresar.., habra que averiguarlo en su blog..

    oh momento.., no tiene.
    entonces solo olvidemos el detalle


    pd. es gay que tu ultimo parrafo me haya provocado una ereccion?

    ResponderEliminar
  8. me gusta la foto de la Femme Fatale que tienes en la entrada

    ResponderEliminar
  9. mssñmsñmmm .. fueron muchas palabras para acabarme de levantar (todavía no despierto)
    saludos u.u

    ResponderEliminar
  10. los primeros párrafos: una perogrullada detrás de otra. Los últimos: un delirio con patas

    ResponderEliminar

Todo mensaje anónimo será borrado. Que tengas un día excelente ;)