EL BLOG DE

CARLOS MAL

(Qué injusto es Dios)

PIRA PAGANA - FANTOMAS CONTRA MÉJICO

Recuerdo que mi primer cómic era un tomito de Superman, en el cual Bizarro raptaba a Lois Lane para divorciarse con ella y, seguramente, mantener intacto su voluptuoso cuerpo. Recordemos que Bizarro percibe la realidad al contrario de nosotros, infelices seres presos de la causalidad.

Chicos y viejos hemos leído cómics. Mi padre recuerda a Turok, cazador de dinosaurios, y al Doctor Diabólico, el superhéroe ciego a quien los necios anglos llaman Daredevil. Desde chico me sorprende que mi fornido padre, docto en tareas rudas e hijo de la sierra de Sonora, reconozca a Spiderman, Hulk, Thor y Linterna Verde.

Es que la mayoría de los adultos, siempre infectos con mal de anacronismo, sólo recuerdan los cómics de Memín Pinguín, la familia Burrón, Kalimán, Lágrimas y Risas y El Pantera.

Alguna vez llegaron a mis manos algunos cómics mejicanos. Todos me aburrían, ya por su historia o por los dibujos que parecían condescender a una audiencia poco acostumbrada a la exhuberancia y al dinamismo.

Aun en estos días no comprendo el estatus legendario que tiene la familia Burrón y el mal merecido olvido en el que ha caído Fantomas, a mi ver, el mejor cómic mejicano que ha existido. Imaginen a James Bond, Batman y Mauricio Garcés, todos combinados en uno. Ese mofo era Fantomas.

Mi madre me llevaba a casa los cómics de Fantomas publicados en los setentas y ochentas; aún recuerdo el olor que tenían y la frescura de las sábanas en mi pancita cuando me acostaba a leerlos.

El origen de este cómic es fantástico. Una legión de guionistas de la editorial Novaro tomó al personaje de las novelas de Pierre Souvestre y Marcel Allain y lo transformó radicalmente sin cuidarse de pagar regalías, pues así se hacían las cosas en el Méjico bronco que todos recordamos con nostalgia: ese Méjico en el que los cajeros de banco nos atendían con cigarrillo en boca y las escuelas ponían música de Ramón Ayala en los recreos.

La historieta se ambientaba en París, Fantomas se rodeaba de 12 discípulas curvilíneas cuyos nombres clave respondían a los 12 signos del zodiaco. Algo en mis infantiles wewitos vaticinaba la lejana pubertad y sus calamidades cuando veía en las páginas del cómic a la escultural Libra, una negra con afro que era, también, la más inteligente de todas.

Gracias a, o por culpa de Fantomas, las aventuras de El Santo no me parecían tan increíbles como al resto de los niños de mi tiempo. El Santo tenía un laboratorio, bellas cómplices, auto convertible y encuentros con vampiros y momias, al igual que Fantomas, pero el luchador mejicano nunca escaló la torre Eiffel para detener un gorila asesino, ni utilizaba aforismos de filósofos antiguos como clave para abrir su guarida secreta.

Fantomas, aun cuando era un cómic mejicano, fue para mí el puente infantil hacia el cosmopolitismo, hacia una realidad fuera de Méjico, hacia una forma de pensar diferente a la del común. En pocas palabras, Fantomas fue la llave de mi puerta hacia ser el snob inoportable y pretencioso que ustedes, amables lectoras, gustan tanto de leer.





Share this:

JOIN CONVERSATION

13 commentaires:

  1. ¡Un episodio positivamente diabólico! WTF!!!!!

    Saludos

    Alx Rmz

    ResponderEliminar
  2. no cabe duda, cada día estás más pendejo, tú y tus comentaristas; les encanta olerse el culo mutamente.....jajajaja.
    atte: lapesteyyo. jajajajajaja.

    p.d. pinches frustrados, como que cogieron (o se los cogieron) ya de grandes. mucha puñeta. jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Cuando era niño, mi abuelo tenía un stand de cómics en su tienda de abarrotes, tenía acceso a toda la colección de Novaro y otras que llamaban poderosamente mi atención. Vale recordar que los cómics eran más grandes que las versiones posteriores. Recuerdo algunas series oldies como Tawa, una suerte de Tarzán que vivía en una selva fantástica y enfrentaba híbridos monstruosos.
    El Fantasma, serie que salió por muchos años en la sección dominical de Excelsior también me parecía misteriosa aunque no tanto como Kalimán.
    Otras series como El Charrito de Oro, la versión mexicana de Gene Autry, Hopalong Cassidy o Roy Rogers (que también me aventaba sin descanso), me parecían divertidas; incluyo a Supercharro, superhéroe del altiplano que adquiría poderes provenientes de Tláloc!!!, bebía líquido tlaloqueño en gotas que portaba en un despósito en su anillo.
    El misterioso hombre araña, los 4 fantásticos, la verdad, no me gustaban para nada, pero no dejé pasar de largo Memín Pingüín, Santo y, una serie llamada Historias y Leyendas de la Colonia, que era un cómic de espantos, aparecidos y demonios.
    Bueno, es lo que recuerdo por ahora... saludos... y gracias por el comentario sobre la foto que subí, no pasha nada, je.
    nacho m.

    ResponderEliminar
  4. Esta entrada me gusto mucho, se siente la nostalgia, por simple sugerencia: Podrias algun dia hacer un post sobre el México Bronco que mencionas, yo tambien lo recuerdo, ya muy difuso, pero aun esta ahi.

    Fantomas es como Vendetta, en region 4.

    ResponderEliminar
  5. Fantomas es genial, por eso no me reservo las gracias por un post que me hace recordar cuando mis tíos los dejaban sobre los sillones de la sala para que yo alcanzara a leerlos...

    ResponderEliminar
  6. hasta que estás haciendo buenas piras pranganas pacheco...el fantomas era la mata, estaba bien guapo...

    ResponderEliminar
  7. Uh... sentimientos encontrados con este post. Mi señor padre siempre fue amante del comic mexicanote (lágrimas y risas, et al) y enemigo tenaz del comic "a la gringa" de aventuras que parecían haber inventado especialmente para mi deleite... claro, a la hora que intentaba imponerme su gusto y derrumbar el mío, sucedía exactamente lo contrario de lo que él esperaba: terminé impedido de disfrutar del comic mexicano. (así es, ¡ni Karmatron!)

    La salvación llegó en forma de "El Fantasma" de Lee Falk (que no solo publicaba Excelsior, sino que nuestro deshonroso Imparcial también... bueno de seguro lo copiaba de algún lado. No creo que periódicos Healy comprara derechos -así se hacía en el buen México mal domesticado ;)- ¡y lo publicaban con continuidad!) marcó mi infancia macizo. Llegué a tener 2 cajones atascados de tiras de periódico recortadas, parecía nido de rata :)

    ResponderEliminar
  8. karmatron... uuuts... hay un friego de internautas que siguen buscando y coleccionando esas ediciones oldies... las que yo sigo buscando (y sigo sin encontrar) son las de karmatron; parece que iba a volver a salir pero yo quiero aquellas que leia hace 15 (?) años... si alguien sabe de alguna pagina o link que lo role. tnks!

    ResponderEliminar
  9. Me encabrona el anacronismo que dices, los adultos inmaduros con los que me junto, a pesar de proclamarse adeptos de la novéla gráfica, en sus platicas solo se limitan a mencionar al dr. doom, a los avengers setenteros, recuerdan a reed richards con su look de Lennon.

    Si tanto chingados les gustaba el mundo friki, por qué nunca se actualizaron?

    ResponderEliminar
  10. Hola compañero bloggero(a), este post ha sido seleccionado como lo mejor del mes de los blogs que suelo frecuentar.

    Puedes leer el recuento aquí:
    http://elmonoxoro.blogspot.com/2007/08/el-regreso-de-best-of-blogs.html

    Un saludo.
    Erich.

    ResponderEliminar
  11. yo recuerdo con nostalgia los comics de condorito.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, por la informacion, FANTOMAS, crei que era europeo el comic, los felicito, solo ddesearia saber donde encontrar comics escaneados para leerlos, especialmente, EL MENCIONADO, YA QUE COMO DICE EL AUTOR, LAS CHICAS, que ahi salian, le despertaban el deseo sexual en la adolecencia a uno, de nuevo gracias por el tip. saludos!!!

    ResponderEliminar
  13. Mike, yo no dije que las chicas que ahí salían le despertaban el deseo sexual en la adolescencia a uno, dije que cuando era niño sentía cosas en mi pancita. Cuando era adolescente ya no leía Fantomas.

    Y si quieres cómics de Fantomas para bajar hay muchísimos en esta dirección:

    http://n-o-v-a-r-o.blogspot.com/search/label/Fantomas

    Y yo publiqué uno aquí:

    http://carlosmalpacheco.blogspot.com/2007/09/fantomas-en-el-magnate-fantasma.html

    Y cuatro aquí:

    http://clubchufablog.blogspot.com/2007/10/fantomas.html

    Que los disfrutes.

    ResponderEliminar

Todo mensaje anónimo será borrado. Que tengas un día excelente ;)