EL BLOG DE

CARLOS MAL

(Qué injusto es Dios)

"MATH DEMON-STRATION", por FREDRIC BROWN, EN ESPAÑOL

Henry Blodgett miró en su reloj que eran ya las dos de la mañana. Desesperado, cerró el libro de texto que había estado estudiando y hundió su cabeza entre sus brazos cruzados. Sabía que no aprobaría el examen del día siguiente; entre más estudiaba geometría menos le entendía. Las matemáticas en general le eran muy difíciles de aprender.

Si reprobaba este examen sería el fin de su educación; había reprobado otras tres clases en sus primeros dos años y otra falla, de acuerdo a las reglas de la universidad, causaría expulsión automática. Y él quería su título con toda su alma, pues era indispensable para ejercer la carrera que había escogido y por la que tanto se había esforzado. Sólo un milagro podría salvarlo ahora.

Se puso de pie de repente, con una idea. ¿Por qué no probar con magia? Hasta este momento siempre la había considerado un poco peligrosa y por eso nunca la había intentado de veras. Pero esta era una emergencia y podía valer la pena tomar un pequeño riesgo. Sólo a través de la magia negra podría convertirse súbitamente en un experto en la materia que siempre había sido difícil para él.

Rápidamente tomó del librero su mejor libro de magia negra, encontró la página adecuada y se preparó para hacer lo necesario. Con entusiasmo empujó los muebles hacia las paredes para despejar el piso. Dibujó con gis la figura de un pentágono protector en la alfombra, se paró dentro de él y comenzó a recitar el encantamiento.

El demonio era considerablemente más horrible de lo que había anticipado. Pero contuvo su miedo y comenzó a explicar su dilema:

‘Siempre he sido pésimo en geometría’, dijo...

‘No, ¿de veras?, replicó el demonio, alegre.

Sonriendo llamaradas, se abalanzó sobre él, cruzando sin cuidado las líneas del inútil hexágono que Henry había dibujado por error, en lugar del pentágono de protección.

Originalmente publicado en Beyond Fantasy Fiction. También se encuentra en la antología Honeymoon in Hell. Este cuento es de los primeros que leí en mi vida. Es un recuerdo vago el que tengo, sumamente vago, pero me pareció un cuento muy chistoso. Y fue la primera vez que supe que el Diablo, la muerte y las cosas malas pueden ser muy divertidas. La traducción es mía. Acepto sugerencias.




Share this:

JOIN CONVERSATION

2 commentaires:

  1. Fredric Brown es la mera onda. Yo tengo un libro que recopila algunos de sus cuentos cortos, se llama "Pesadillas y Geezenstacks"... Es -casi- como estar leyendo los guiones de un programa de la dimensión desconocida (versión vieja) que fueron rechazados porque iban a evidenciar demasiado la cantidad de drogas consumidas por el autor. Eso sí, este tipo sí que sabía escribir cosas espeluznantes si se lo proponía :)

    Mi favorito era un cuento muy corto donde unos exploradores encontraban al Yeti en los Himalayas... sólo para descubrir que se trataba de una hembra enorme, peluda y sexualmente hambrienta que asfixiaba entre sus pechos a los pobres aventureros.

    ResponderEliminar
  2. Hay un corto de Guillermo del Toro que adapta ese cuento; es muy bueno. Saludos.

    ResponderEliminar

Todo mensaje anónimo será borrado. Que tengas un día excelente ;)