EL BLOG DE

CARLOS MAL

(Qué injusto es Dios)

PIRA PAGANA - ROMANTICISMO

Como todos los perdedores sabemos, la historia del arte evidencia que después de un periodo de clasicismo viene uno de rebelión que lo desplaza. Es un supuesto movimiento en zig-zag  reduccionista, pero efectivo.

El Romanticismo fue bautizado en Europa a finales del sigo XVIII. Romantick o romantisch era identificado con “lo que se parece a las novelas o poemas caballerescos de la Edad Media”; y estos textos eran siempre exaltados, fantásticos, exagerados.

En ese entonces Europa iba entrando en la etapa más crítica de su historia, tal vez desde su fundación: me refiero a la Ilustración, cuya cima fue la Revolución Francesa de 1789. El Romanticismo convivió con la Ilustración siempre, nunca fueron esa especie de archi-enemigos que a veces imaginamos que fueron.

Antes era muy fácil definir el clasicismo: la modelización idealizante de la antigüedad griega y latina. El último clasicismo grecorromano ocurrió casi junto al Romanticismo en el siglo XVIII y XIX, y se llamó Neoclasicismo.

Hoy, sin embargo, es muy difícil. Según la teoría zig-zag que describí arriba, es fácil decir: “al Renacimiento europeo reaccionó el barroco y los manierismos que llevaron al Romanticismo, que no es universalista, sino local e individualista”. Pero ahí empiezan los problemas. ¿Qué clasicismo sustituye a la época romántica?

El realismo y naturalismo eran, frecuentemente, románticos. El Modernismo hispanoamericano es en verdad un romanticismo, y las vanguardias que siguieron son inequívocamente romantiquísimas.

El Romanticismo, con su fe en el individuo y en la pasión, en el nacionalismo localista y ególatra, con su apología de las figuras titánicas y sublimes, cayó en sospecha con Hitler y la difusión de las malas nuevas de los campos de muerte, que abundaban en cuerpos pútridos.

Recordemos que Japón, el último enemigo de los aliados de la Segunda Guerra Mundial, había sido un país perpetuamente “romántico”, con sus guerreros poetas, sus seppukus, sus regionalismos preciosistas y sus kamikazes.

La bomba atómica sodomizó la conciencia humana y todas nuestras verdades absolutas en 1945 y, muchos lo aceptan, inicia la edad que nos rige y que algunos llaman posmodernidad.

La posmodernidad rechaza el clasicismo y lo sustituye por un gusto “retro” que es infra (o supra) artístico, pero lo “posmo” se parece al clasicismo en su afán de universalismo, de la integración de la individualidad a un todo en la masa hiper-real. Además, la economía post-keynesiana es “neoclásica” en su aspecto neoliberal.

Mi mente del siglo XX trata, con estos chorizos, de fijar mi época como clasicista, porque la palabra “posmodernidad” es demasiado vaga para mí, y porque me hace suponer que se acerca un nuevo Romanticismo.

Una identificación con lo local, lo regional, lo individual, que nos desintoxique de la igualación de la aldea global. Una revaloración crítica y violenta de la moral relativista de nuestro tiempo. Un nacionalismo que nos defienda del Imperio del Mal, como en Star Wars. La vuelta del “genio” en sustitución de la “celebridad”.

Otra vez la pasión por encima de la sobrevaluada razón. Un renacer de la fe religiosa. La posibilidad, otra vez, de las revoluciones armadas. Por supuesto, esto puede ser peligrosísimo. Por eso nunca debemos olvidar a Hitler.

Los recientes disturbios en Francia, la caída de las torres gemelas, la radicalización de los artistas, la despersonalización de la Internet son pruebas de que se incuba un Romanticismo por venir.

Y es amargo saber que cuando lo que siga llegue, yo seré un anciano de la vieja escuela que los jóvenes escarnecerán o, más probablemente, seré un montón de huesos hechos polvo. Yo habría querido ser romántico y le vendería mi alma al Diablo por ser joven por siempre y ver que suceda.


Leer PDF
Read in English



Share this:

JOIN CONVERSATION

21 commentaires:

  1. Carlos, Me parece que simplificas el asunto demasiado, muy reduccionista. Nomás hablas de algunas características del romanticismo y el clacisismo y las haces extesibles a otros fenómenos, omitiendo otros datos. Es poco probable que haya una preferencia por la pasión y una crítica atroz contra la razón, lo cual por sí sólo no puede tomarse como signo del romanticismo. Mucho menos los eventos que enumeras parcialmente... No tienen nada que ver!! Un texto que da para más y, me parece, desordenado.
    Por otra parte, te olvidas de la idea de simulacro, central en la teoría posmoderna, o de la apatía, o de la frivolidad e indiferencia. Ni siquiera tratas de pensar en el papel de los mass media y cómo han perturbado la mentalidad, tan así, que lo que se cree romántico es sólo un simulacro, un drama vacío (Lipovetsky), un pastiche (Jameson), una burla. ¿Posibilidad de revoluciones armadas? Nadie cree en eso!! (Lyotard). Tu Pira es un análisis simplista y fácil. Lo que dices de lo local y lo regional, pues igualmente ya está bien masticado, y en realidad forma parte del discurso global: baste leer a Spivak, Homi Bahbha, Said... Pero ojalá puedas responderme algo: ¿a qué rayos te refieres con crítica de la moral relativista? ¿No es una farsa? digo, seguimos siendo muy tradicionales, tenemos centros de discursos... No me imagino eso... Me parece un debate estéril y anticuado. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dije una vez: es una pira pagana para el imparcial, no mi discurso del Nóbel, y creo que no doy para más que esto. Si quieres escribe tú sobre este tema en el cambio o en tu diario, no empecemos otra vez con el Fugo, no pinches mames.

    ResponderEliminar
  3. Si o te gustan las críticas pues no escribas. Qué lástima que no las admitas. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan y las acepto a veces, cuando no son mala leche como las tuyas. Pero acuérdate, eso te sacas por discutir con un pendejo como yo. Si soy un pendejo, pues no me leas, wey, es fácil, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Por qué dices que son mala leche?? Acaso te estoy insutando?? no tengo argumentos?? O sientes que quiero hacerte ver como un pendejo? Tal vez no me dijeras nada si fuera cómplice de tus pendejadas... o sea así: "Pinchi texto, de lujo. Cabrionamente sin igual", y no dirías que son de mala leche. Además, si optara por lo más fácil, Carlos (el no leerte), quién me impide no optar por lo más difícil?? Digo, soy libre de leer y escribir lo que me plazca. Además, no te insulté ni nunca puse algo infundado (ni te llamé pendejo, a lo más, impreciso). Como siempre, mi crimen fue herir tu ego. Que sarra.

    ResponderEliminar
  6. De la posmodernidad se pueden decir muchas cosas. Todos lo hacemos. Tengamos razón o no. Pero, ¿sabes a qué te refieres o puedes explicar qué significa cuando dices "economía post-keynesiana?

    Y, Fugo, escribe en tu blog!!

    ResponderEliminar
  7. Keynes clausuro la etapa "liberal" en que la economia funcionaba como un organismo que se autoregulaba. Keynes planteo una economia enfocada en el logro del "maximo empleo" e involucraba al gobierno (aparte de las fuerzas productivas) en el manejo de la economia.

    Las tendencias neoliberales son "monetaristas", que es una forma nueva de llamar a algo viejo, que es la vuelta a un laissez-faire (dejar ser) a la economia, dejandola en manos de corporaciones y especuladores.

    Los monetaristas y neoliberales son "liberales", casi neoclasicos, a mi ver. Rock on.

    ResponderEliminar
  8. Carlos, no tienes que darle vueltas, eres un romántico y eso te sale natural. (Lo que considero una virtud). Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Fugo, tu critica, (ESTA VEZ) esta muy chingona, ahora si no eres vago y en verdad no me insultas ni una vez.

    Pero estoy ardido todavia por lo de don Quijote, donde si te viste bien mala leche, y donde si me llamaste pendejo y si te peleaste conmigo como si hubiera envenenado a tu familia con mercurio. Por supuesto que iba a ver este comentario nuevo como mala leche tambien.

    Todos sabemos que eres mas inteligente que yo, pero hay maneras de decir las cosas, loco. Tu, como buen poeta, sabes eso.

    Si en verdad estas interesado en ayudarme a que me deje de egolatrias y que documente mis textos y que le meta mas ganas, cosa que apreciaria mucho, hazlo como un buen tutor.

    No pido que me halagues lo que hago o escribo, sino que, si quieres ayudarme, lo hagas como camarada mio y como maestro mio. Hay formas solidarias que no son lambizconas, no?

    Rock on.

    ResponderEliminar
  10. Fugo: citas muchos nombres como si su mera invocación fuera una verdad rebelada. ¿Por qué mejor no argumentar? Por ejemplo: no es el punto que se crea o no acerca de las revoluciones armadas (Lyotard), pero las revoluciones armadas siguen ocurriendo. Probablemente lo que ocurre actualmente en Francia no se considere una "revolución", pero es un hecho revolucionario en el paradigma cultural contemporáneo. El concepto mismo de revolución cambia y las formas tradicionales de percibirlo, analizarlo o conceptualizarlo, resultan inadecuadas. Yo digo: El romanticismo sobrevive en la actualidad en las visiones de género sobre la realidad, por ejemplo, lo mismo que en la percepción prevaleciente de la religión. Otro caso: ¿No es un desplante de romanticismo la forma en como se percibe la FIL de Guadalajara, esa gran puta de las empresas editoriales?
    Así pues, el romanticismo visto no como un período histótico, sino como una percepción ideologizada de la realidad, subsiste plenamente.
    Me atrevería a decir que esta discusión aquí en este espacio es un regodeo romántico.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Estaría interesante explorar el papel actual del cyberespacio como metáfora de la diversidad personal... más allá de interpretaciones artísticas retroactivas...

    ResponderEliminar
  12. Nacho, las percepciones románticas son eso meramente: percepciones. No un nuevo romanticismo o un signo del romanticismo decimonónico. Es como si viera en los poetas del 27 un nuevo barroco o un nuevo siglo de oro nomás porque hay en la poética ciewrtos indicios gongorinos, lo cual no implica que se repita el patrón exactamente igual. Y cuando invoco nombres no es una verdad revelada, se trata de personas que han argumentado de forma indudable sus ideas, cosas que es de respetarse. Así, qué me dices del simulacro, de Baudrillard? El simulacro lo que hace es simular, precisamente, una idea o un concepto o algo más grande, como una revolución... pero obviamente no podemos esperar un revolución bolchevique o fascista, porque es la cualidad de este mundo contemporáneo volver todo un drmaa vacío. O qué me dices de Lipovetsky y lo que escribe, precisamente desde Francia, acerca de la pseudodemocracia y o del "teatro discreto", es decir: la pretensión aisada de pensar de forma romántica como si fuera el siglo XIX. O Lyotard, que precisamente habla del final de los metarrelatos: dime, en qué ideología se cree y con cuál ideología se puede legitimar una revolución, cuando ya han caído todas las utopías?? Pienso que las personas están más ocupadas en sus cuerpos, en sus bienes materiales, en la tv, en sus sueldos, en sus celulares y autos, en la frivolidad, que en una auténtica pasión por algo... Los tiempos han cambiado, y junto con ello, los horizontes de expectativas y, juntamente, la manera de leer la realidad. Ni modo. Saludos. Carlos, no lo tomes personal, cuando regreses debatiremos. Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Para que veas que no todo es malo: lo bueno es que te arriesgas a dar un pronóstico, y vaya que conozco a profesionales que le sacan a decir qué vendrá. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Carlos, se nota que te sirvió "Economía para principiantes" que te regaló el Fugo. Es el libro que gentes como tú y yo, lego en ese tema árido de la economía, podemos leer. Aunque suene a pedantería, sabía qué significa "economía post-keynesiana" pero, sarramente, quería confirmar que tú también lo sabías. Claro, leímos el mismo libro.
    Salex!!!!!

    ResponderEliminar
  15. por inteligente, por eso amo al fugo...
    :) :) :D

    ResponderEliminar
  16. Lope loco, no keì el libro de economía para principiantes, sino uno de economìa keynesiana que me cayó en las manos aquí, igual de chafa y fácil que el susodicho, pero si me dio curiosidad de leerme el que me regalaron (lo dejé en México).

    Por supuesto, como lo previste, mi conocimiento viene de manuales con dibujitos, pero qué tiene, no? Yo también soy un simulacro de un sujeto que sabe cosas, como bien lo ha notado siempre el Fugo.

    Me sorprende y agrada que se hizo un foro cabrón esto.

    ResponderEliminar
  17. Fugo: ojo por ojo, me puse maimónides por que tú ídem en el otro post, olvidemos las cosas, ya sabes cómo soy de mentiroso e irresponsable al momento de escribir. Más que debatir deberías darme una clase o darme una lista de lecturas, porque en toda mi maestría ni doctorado marca Martín Piña voy a leerme los libros que te has aventado. No puedo prometer mucho porque ya estoy viejo y tengo muchos vicios del ego, pero creo que podríamos disfrutar de tener las mismas lecturas y más campo para darnos madrazos "intelectuales" más curados. Sale, locorum!

    ResponderEliminar
  18. Nacho, creo que captaste que tanto a mí como a Fugo nos faltó espacio. Para el Imparcial tengo que hacer una página y media, lo que restringe mucho lo que tengo que decir. Podía haber mencionado algunas cosas que Fugo considera importantes para describir la posmodernidad, pero o no tuve espacio o, sinceramente, no se me ocurrieron (más esta razón que la primera).

    Igual, yo ya sabía que Fugo no nomás conjuraba los nombres, sino que sí los ha leído, pero pues su participación es un comentario en un blog basura, no una clase en Princeton, así que es el espacio el que nos constriñó.

    Creo que tanto la insistencia de Fugo en la vacuedad de las simulacra de estos días y la evidencia que sugieres de que hay un resabio romántico importante darían el clavo a una visión muy sensata de si hay o no un romanticismo flotando por ahí, pero mi trabajo no es tener la verdad, ni lo más cercano a la verdad, sino mi sencilla, tal vez idiota, pero muy propia opinión.

    De cualquier manera agradezco muchísimo sus aportaciones a este texto, porque me han hecho ver un chingo de cosas que no veía desde los pedestales dorados de mi ignorancia. Reciban un abrazo, par de cabrones locos de golpe y pollo.

    Son términos de cariño.

    ResponderEliminar
  19. Valiosas opiniones la de Carlos, sobre todo la última. Además Nacho aporta elementos a considerarse en una tesis. Es un tema complejo que no podemos resolver en un blog. Pero qué bueno que así sea, porque esta entrada ha estado muy buena. Ojalá algún día algunos de nosotros incluyéramos en un libro algún capítulo de esto, porque, como digo, no hay mucha información al respecto. Además, como me regañara Luis Lope: hay hambre en África!! y Britney Spears ya no es virgen!! Saludos y ojalá sigamos debatiendo en futuras entradas.

    ResponderEliminar
  20. Carlos, Fugo, Luis: creo que estamos de acuerdo en que este recibidor es pequeño para estar todos fumando al mismo tiempo, je. Además se está bien con gente que tiene ideas y quiere dialogar. Pero, bueno, aquí estamos y ya vemos que podemos armar choros maratónicos, así que estiremos esto hasta donde aguante.
    Creo que la discusión a partir de la Pira apunta a intentar definir qué carajos es lo que viene y al mismo tiempo cómo interpretarlo. Volvamos al principio. Estoy de acuerdo con Carlos acerca de lo volátil del término posmoderno; hasta Paz ha señalado la inadecuación de un término como "moderno" para definir un período como el que acusa, especialmente porque la palabreja no puede desembarazarse de la connotación de "novedoso". Y "posmoderno" era estirar al extremo su pretendida significación.
    Hay cuestiones sobre las que debíamos abundar, por ejemplo: El concepto romanticismo vs el clasicismo. No tenemos por qué aceptar la concepción prevaleciente de la historia; la utilización de los términos clásico y romántico debe atender a un modo de concebir y rehacer la realidad pues su registro como meros períodos históricos diluye su significancia.
    Estoy de acuerdo con Carlos en que el siglo XX se ahoga en su rechazo a los principios
    "clásicos" del arte y la justicia, y en ese sentido es romántico, lo que no significa que sea una reedición de ningún período anterior. Quizá Baudrillard debería haber insistido en bautizar su tiempo como simulacionismo (en el sentido de simulacro) o quizá debemos buscar un mejor término que desplace esa palabra infausta de "posmoderno", que es una especie de chicle usado.
    Respecto a una resurección del "clasicismo", creo que es algo obligado, pues se requiere retomar ciertos principios ordenadores que renueven la confianza de las masas en el futuro. Ha de haber "certezas" en el nuevo siglo o habrá nuevas hecatombes, naturales o provocadas. No se trata de dar juego a una visión maniquea (después de un siglo romántico sigue otro clásico), pero es evidente que la humanidad busca sacudirse un siglo de impotencia e incredulidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Puta madre.. Como hablan.
    Teoria keynesiana... "todos a gastar todo y todos felices" asi se resume Y en cuanto a revoluciones armadas.. Pues es como predecir que va caer una estrella fugaz hoy en la noche.
    No mamemes a africa esta que le truena el culo y en el medio oriente se frien pancakes en el rocio de la maniana. En cuanto al romanticismo meltrecho extemporaneo de Carlos y el materialismo exacerbado clasisista al que hace alucion Fugo como algo mas que evidente, no queda mas que decir que nadie esta nada equivocado, pero es bueno que peleen, le dan mas sabor al caldo.

    Ha como digo pendejadas con una botella encima (pero cuando quieran, buenos y sanos, hablamos de pulsos de radiofrecuencia y dinamica molecular, experimentos multidimencionales de resonancia magnetica nuclear, o deperdida de fuentes alternas de combustible. You know. Algo que nos deje algo mas que ansias de sacarnos el corazon y comerlo con aderezo ranch.

    MMmmm... Olvidenlo, todos los senseis cabrones en la diciplina de NMR se han suicidado, bueno excepto por Wutrich, que a ese guey lo pienso ir a visitar y tomarme una foto con el, hizo de mi era, mi era. SALUD!!OSSSSSSSZZZZZZZzzzzzzzz.........

    ResponderEliminar

Todo mensaje anónimo será borrado. Que tengas un día excelente ;)