EL BLOG DE

CARLOS MAL

(Qué injusto es Dios)

PIRA PAGANA – PERIODISMO IDIOTA: MI ENTREVISTA CON EL DALAI LAMA

No estoy seguro de que esto vaya a aparecer en mi columna quincenal en PERFILES, de El Imparcial, pero es seguro que mis pocos lectores en línea lo pueden leer, pero ya, sin censura, aquí en No More Mister Nice Poet.

A partir de mis lecturas clichés de Hunter S. Thompson me dediqué, muy a mi manera, a tratar de hacer periodismo “gonzo” como el de él. La Internet es el único lugar donde pude dedicarme a tan noble tarea. Con un espíritu gonzo cubrí las pasadas Fiestas del Pitic y las Horas de junio en Hermosillo, un concierto de Metallica en Phoenix, una tarde nevada en Albuquerque y la conferencia de Michael Moore en Tucson.

Todo esto no podrá ser leído por mis seguidores de esta columna, pues el carácter objetivo, serio y comprometido de este diario son, prácticamente, el gemelo malvado del periodismo gonzo, pues éste consiste, casi siempre, en un “reportaje” subjetivo, casi siempre contado en primera persona, en el cual el evento queda supeditado a la personalidad del “reportero”.

Thompson reinventó este tipo de periodismo —el cual los periodistas serios consideran, más bien, literatura— durante su juventud en los sesentas, basado remotamente en un tipo de propaganda falsa que los persas hacían contra los macedonios en tiempos de Alejandro Magno. Un reportaje típico de H. S. T. Comienza con él mismo ingiriendo todo tipo de alcohol y drogas: después no sólo leemos lo que ocurre, sino también lo que se aparece entre las nubes tóxicas de la psicodelia. Hace unas semanas me enteré de que el dalai-lama iba a venir a Tucson, así que me compré un boleto y me propuse a entrevistarlo y a hacer un reportaje.

Me preparé: es increíblemente fácil conseguir drogas en este país. El día de la conferencia un vecino me vendió una bolsita con una sustancia que parecía ser mariguana, y de la peor calidad. Me la fumé toda y la asenté en mi cuerpo con media botella de vodka.

Era temprano y no fui a clases, así que me fui a la cafetería en la cuarta avenida donde un individuo me había ofrecido crystal meth alguna vez. Por diez dólares me dejó acabar la mitad de su pipa de vidrio, una cantidad ínfima, pero suficiente.

El cristal se siente como una nube aromática que de pronto se convierte en un nubarrón eléctrico dentro del cerebro y las venas. Le pregunté a “John” si sabía dónde podía conseguir hongos. También le dije que tenía prisa y no podía ni quería perder el tiempo en reuniones de mariguanos que discuten sobre quién gana en una pelea entre Hitler y Hulk.

Me llevó en su auto a una casa cerca de la universidad. Pagué veinte dólares por un puñado de hongos picados y secos. Alucinógenos de mediano grado, El peyote me habría convertido en un zombie inútil para la entrevista con Su Santidad.

Faltaban dos horas para que iniciara la conferencia en el Tucson Convention Center cuando el efecto de los hongos comenzó. Predeciblemente sentí la presión baja y estuve a punto de desmayarme. Mi cabeza se movía como el disco de un D.J., alternadamente atrás y adelante. Comencé a llorar de miedo de morirme y después, creo, me puse a reir a carcajadas y a golpear el suelo con los puños.

Mis nuevos amigos me curaron los nudillos y me acicalaron para mi entrevista con el líder del Tíbet. Recordé que no tenía un verdadero plan para acercarme al Dalai-lama. Me quedaba solamente utilizar al cuello la identificación falsa de prensa que hice a partir de una que me robé del Imparcial hace tres años.

Camino el TCC se me ocurrían ideas para cuadros, fotomontajes, obras de teatro y novelas, pero nada para la entrevista. Me aseguré de fumar muchísimo en el camino para anular con el tabaco el olor de las otras drogas. Definitivamente, de lo que más me arrepentía era del vodka.

El guardia de una de las entradas no me quería dejar entrar porque íbamos con casi una hora de retraso. Le expliqué cómo el centro de convenciones y el gobierno de Arizona tenía una alianza con mi periódico y qué tan mal le iba a ir a todos si por su culpa perdía la cobertura de un evento programado.

El dalai-lama estaba muy cerca de terminar su discurso. Yo no me podía sentar, sabía que estaba sudando como un gordo y oía aplausos por todos lados cuando me di cuenta que nadie aplaudía todavía. El dalai-lama me miraba fijamente con su sonrisa y sus ojos y yo me sentía el peor católico del mundo y creía que su sonrisa era una burla hacia mi religión. Pensé en un par de maldiciones para él y su budismo mahayana.

Hay poco más de tres publicaciones importantes en Tucson, otras tres televisoras y algún otro órgano privado. Los enviados (y el ubicuo agente de la prensa asociada) no hacían un gran tumulto y fue fácil sólo elevar la voz impertinentemente para que todos, intimidados, abrieran el paso.

El dalai-lama juntó sus manos y me miró. Yo me quedé viéndolo. El hombre santo me leyó los adentros del cráneo y me leyó las drogas como si mis venas fueran un libro para niños. Él me preguntó si la Verdad era tan importante como mi Verdad y yo recuerdo haberle preguntado que si cómo estaba. Él me contestó que bien, y fue todo.

Leer PDF
Read in English



Share this:

JOIN CONVERSATION

22 commentaires:

  1. De hueva Carlos, ni lo terminé de leer. No hace falta decir que es una pendejada y que, a lo mucho, es el mismo puto pedo de la crónica. Además, esa madre ya está bien superado, desde tiempos de Herodoto, sino lee a los putos "historiadores" metiches de romas y grecias. La verdad hay que admitir que no se puede hacer mucho con el lenguaje escrito, así es y ni pedo.

    -FUX

    ResponderEliminar
  2. Lo que comentas está muy superado ya, Thomas Wolf ya habia dicho que el puente entre la literatura y el periodismo es ¿que crees?: la crónica. Pero tu intensión es buena, quieres relajar la nota periodística a punta de peyotazos, mismo que también lo hizo Arthaud.

    ResponderEliminar
  3. Además no revuelvas los géneros periodísticos, la crónica es una cosa, y la nota es otro género que se subdivide en otros tantos, pero de eso luego te comento... sale.

    ResponderEliminar
  4. Vete a la chingada, Fugo. No has leìdo a Herodoto.

    ResponderEliminar
  5. Come culo puto, ¡hicieron que lo leyera a fuezas en un seminario de historia y ficción, así que no me vengas con pendejadas!!Independientemente de eso, lo que propones como algo novedoso es algo de mierda ya hecho. Vas para atrás wey, parece que no te enseñan nada en la maestría.

    -Fux

    ResponderEliminar
  6. el Anonimo hace presencia en la Pirra Pagana, asi que los comentariso subiran en cantidad, d ela calidad yo nunca hablo, esa no me importa. Me gusto el escrito, sera articulo? ensayo? cronica?, no me importa, me gusto y a la mierda lo demas, la pregunta sera ¿en verdad paso?
    quien sabe y ya en serio tampoco me importa
    saludos

    ResponderEliminar
  7. - a mi me gusta.

    - Saludos Pachucon!

    ResponderEliminar
  8. Saludo el humor y deploro el incurable mal de la mamonería.

    alx

    ResponderEliminar
  9. Carlitos: ojalá Voz Seri permitiera este estilo en los artículos, por desgracia o para bien de quien se hable, no está permitido. Me gustó.

    ResponderEliminar
  10. (Voz Seri, es el órgano de difusión de mi plantel)

    ResponderEliminar
  11. Jajajajaja.. Wei que pinchis culos apretados son los anónimos y compañía, porque si les caga tanto siguen leyéndolo? quien sabe. a mi en lo personal me dio mucha risa, me reí fuera de mi trasero. no creo que se necesite hacer más crítica que eso, lo demás viene sobrando.

    ResponderEliminar
  12. perdonen el prurito:
    es Artaud, sin 'h' después de la 't'.

    ResponderEliminar
  13. Lo malo Kike es que quien escribie está sometido a la c´rítica, le guste o no, y está sometido, a fuerzas, a toda una tradición literaria. si la desconoce, sólo revela su falta de noción y no es culpa de la crítica las deficiencias de quienes escriben y publican un texto. La salida fácil siempre va a hecer la clásica y obsoleta idea de que "no me importa la crítica" (aunque sea vedad) a la crítica igual no le importa mucho las intenciones de los autores y todo puede usarse en contra de uno mismo. Creo que el problema de la literatura regional, si es que se le puede llamar así, es la falta de aceptación de que la crítica existe independientemente de lo que pensemos. Los insultos de los anónimos son otro boleto del cual no vale la pena ni hablar.
    FUX

    ResponderEliminar
  14. HAHA ! Me reí fuera de mi trasero! Los anglicismos mal colocados roquean mis calcetines!!!

    ResponderEliminar
  15. Exacto, aunque lo haya mandado la las chingadas, Fugo tiene razón: la crítica, aunque me valga madres es tan inescapable como la creación. También tiene razón Enrique en lo de que qué ociosos los que se toman el tiempo... aunque esto no aplica a Fugo porque ni siquiera terminó de leer mi texto, pinchi huevón. Aunque yo escriba pendejadas, un crítico huevón tiene menos autoridad que mi extremidad testicular izquierda.

    Por cierto, Fugo, Enrique y locos! ya hice el examen de la maestría, parte uno... el otro viernes hago la parte final...

    ResponderEliminar
  16. Esposa de Plutón, lo que pasa es que el anónimo es un pendejo.

    ResponderEliminar
  17. come stai? bene figlio de puta. jajaja. hola pachex

    ResponderEliminar
  18. Jajajajaja... cabrón carlos, tampoco creo que alguien que escribe mucha mierda pueda tener autoridad de exigir a las personas que lean sus textos completos si a éstas les da hueva. Además hice mucho con leer el primer párrafo y el último. Estoy seguro que esa técnica la sigues aplicando en tu maestría, no te hagas. Pero debo admtir que sí me quita autoridad, lo cual no es equivalente a que sea un texto chingón, de hecho, oblicuamente, lo degrada. En cuanto al rollo de los anglicismos, es un asunto de frustrados con el lenguaje y que parecen que han olvidado que el lenguaje es un puto organismo gigante, como villano de anime, que se autocontrola (bien Cell) y no necesia de idiotas que supongan cómo se debe usar la lengua. Sé que lo de los anglicismos lo dices por molestar y no te crees A.A., pero para quienes sí creen en corregir y demás pendejada, ahí está esto. SAX.
    Felicidades por los exámenes locorum. Acá igual termino ya la tesis!!!
    FUX

    ResponderEliminar
  19. El anonimo es tu amigo carlitos o que tipo de relacion tienen?

    ResponderEliminar
  20. Jajajaja... Ese es tu problema si no tomas en serio algunas letras ni tu vida, cosa que no obliga a nadie a dejar de lado la crítica. No es un asunto que le competa a la crítica literaria!! Tu actitud y juicio del texto parece ser una copia mal hecha de un romanticismo igualmente mal entendido y anticuado. Sobre todo cuando hablas de las pasiones y seguir su propio curso, cosa ya superadísima y que suena cliché. Carlos, mejor publica el cuento de Dios msn y déjate de poses mal hechas y periodismo basura. Be yourself!!
    FUX

    ResponderEliminar
  21. Me encanta como se hacen mierdita y como tu con ello ganas popularidad, que eso al final viene valiendo madre.

    Me encanta el Señor Fux, es directo y apasionado, aunque nunca eh leido nada de el, espero algun dia hacerlo. (No para hacerlo mierdita señor Fux, yo no soy sabia ni conozco mucho de lo que usted conoce, simplemente para leerlo).

    Por otra parte, me causo gracia tu escrito Señor Pacheco, fue divertido leerlo.

    Vine a su blog, encontrando noticias de usted y de su examen... Felicidades por el primer paso. =)

    Recibe un abrazo fuerte my little bitch.

    millie

    ResponderEliminar
  22. A pesar de que eres un vulgar yonqui, que le haces honor a tu apellido, porque eres bien Pacheco, me cae que nako, nako, pero con cierto ingenio, yo creo que de Tucsòn, te nos vaz de subdirector del Prostituto Sonorense de Incultura, desde donde despacha el Fernando Tapia.

    ResponderEliminar

Todo mensaje anónimo será borrado. Que tengas un día excelente ;)