EL BLOG DE

CARLOS MAL

(Qué injusto es Dios)

ADIÓS A TUCSON: PERDIENDO CONTACTO CON LA REALIDAD

Vivir en la cárcel que es Tucson es muy curioso para mí. Después de haber terminado las clases de doctorado ya no me vi en la necesidad de pasar tiempo con nadie. Mis compañeros de clase siguieron con sus vidas y yo fui asignado a dar clases en la tarde o en la noche.

Después de algunos meses me di cuenta de que podía entrar y salir de la escuela sin que nadie me notara. Todos los demás tenían horarios normales, se veían en los pasillos, en las oficinas, en la entrada del edificio, etcétera. Pero nadie me veía a mí porque mi día comienza cuando el de ellos acaba.


Igualmente, déjenme darles un tip: Vivir en Tucson y no tener carro es inconcebible. Las calles están construidas para autos, no para gente. "Carlos, pudiste haber comprado un carro, ¿no?" No empiecen con eso. Pagar seguro cada mes por un pedazo de chatarra y 200 dólares por servicio a los frenos no es mi estilo.

No tener carro y haber perdido el contacto con todo mundo excepto mis alumnos ha limitado mi vida social a las llamadas telefónicas de mi esposa y los tres días al mes que paso en Hermosillo, donde me limito a una salida con algunos de mis viejos amigos y algo de tiempo con mi familia.

Mis alumnos, por otro lado, son territorio extraño. Nunca salgo ni me inclino a hacer amistad con ellos, en primer lugar porque me parece una forma más sana de llevar mi vida profesional y en segundo lugar porque creo que es cada vez más difícil para la gente empatizar conmigo y para mí empatizar con la gente.

Ayer el empleado de la tienda donde compro mis cigarros me preguntó que si no se me olvidaba algo. "¿Alcohol, por ejemplo?" Cuando le dije que no bebo alcohol pausó un momento y preguntó si era algo religioso.

Porque, claro, uno tiene que ser mormón o musulmán para no beber alcohol. Es así como la gente se divierte, ¿no?

¿Entonces por qué no me divierto así y por qué no soy "la gente"?

No quisiera que se me viera como un teetotaller o mucho menos como straight edge. Más bien soy un wey que no entiende. Sí entiendo la pasión por la bebida, porque fumo y sí que me gusta fumar y busco pretextos para fumar más y gasto dinero que podía usar en algo útil en cigarrillos, etcétera. Eso sí entiendo. Lo que no entiendo es cómo veo que todo mi mundo gira alrededor de las cervezas. Y esto me parece triste y vulgar.

Algunos conocidos míos van a fiestas aquí y allá, cada fin de semana. De hecho suena muy cool, una reunión de amigos, todos contentos de verse, con música alegre y etcétera. Imaginen mi emoción cuando me invitaron a mi primera fiesta no-infantil: fue el cumpleaños de de las niñas populares de mi salón cuando yo estaba en segundo año de secundaria.

Claro, no podíamos beber alcohol, pero era dolorosamente evidente que todo lo que pasó en esa fiesta era una pantomima de las fiestas de adultos. La música era regional y adulta, todos estábamos sentados y tratando de competir con las bocinas para mantener una conversación.

Probablemente muchos de nosotros deseábamos ser unos cuantos años más jóvenes para poder ponernos a jugar en lugar de estar, dolorosamente, tratando de actuar nuestro rol como pre-adultos.

Pasó mucho tiempo antes de que fuera a otra fiesta. Esta fue cuando estudiaba la preparatoria. Ahora sí, la gente tomaba. De hecho tuve que lidiar con una amiga borracha. Hubo otras fiestas. Me aburría. ¿Por qué la gente baila al ritmo de música que no les gusta? ¿Por qué se emocionan tanto al oír la palabra "fiesta" cuando ya en el lugar los veo casi tan aburridos como yo, sentados en una esquina, no pudiendo platicar?

Yo sé por qué. Se llama alcoholismo.

Todos sabemos que la primera cosa que hace un alcohólico es negar que es alcohólico. Desde jóvenes se nos mete por el chulo de nuestra conciencia que las fiestas son divertidas y que en las fiestas hay cerveza. Poco a poco la fiesta se convierte en algo secundario. Lo que quiere "la gente" es beber con alguien, porque no hay nada más triste que un sujeto que se compra unas cervezas y se las toma solo enfrente de la televisión.

Otra cosa que me intriga es la ambición de emborracharse. "Vamos a ponernos hasta el culo" o "hasta la madre". Yo también soy adicto al tabaco, pero no me emociona la idea de intoxicarme. Nunca le voy a decir a un amigo fumador "¡Oye, wey, vamos a fumar hasta que nos sangre la nariz!"

Debo aclarar, esto no es una apología del cigarro, sé que es malo y peligroso, no soy pendejo, sólo que estoy adicto y el placer es el jefe. Considerando esto uno podría decir "¡si el placer es el jefe entonces por eso los alcohólicos nos ponemos hasta la madre y hacemos fiestas, wey!" Sí, es cierto, esto es lo que asumo. Pero no entiendo por qué no son francos consigo mismos.

¿Para qué rodear la compulsión por beber de complicadas faenas sociales? ¿Para qué llevarla al extremo? Imaginen un mundo donde la cerveza se tomara durante la comida, con la familia. Como el vino. No veo nada malo en eso. Yo también la tomaría. No es cierto, sabe horrible, sabe a cerilla mezclada con pasto. Pero creo que notan mi punto.

Si han leído mi larga diatriba se darán cuenta de que sueno como un anciano: me molesta la música alta y los pinchis jóvenes que se divierten en fiestas. ¿Qué demonios? ¿Tengo noventa putos años? No, pero es que no entiendo. De veras no los entiendo. A ninguno de ustedes.

No voy a ir a sus fiestas a menos que tengan un karaoke con canciones chingonas. O al menos de que los quiera mucho y esté dispuesto a hacer el sacrificio por cariño a ustedes. Si me han visto en su fiesta después de 1997 es porque en verdad eran especiales para mí. O porque tenían una máquina de karaoke.

En primavera de 2010, si todo sigue bien, estaré en París, donde la gente joven es también un enigma completamente indescifrable para mí. Se van a clubs a bailar y conocer gente cuando yo prefiero hablar con gente en lugares donde puedo platicar en paz sin música alta y la necesidad de estar bailando como orangután en plena electrocución.

Es 2009. Tengo 29 años y he perdido contacto con ustedes, con el mundo. Esto no me hace mejor que ustedes. Me hace diferente; de hecho, tal vez un poquito peor que ustedes. Pero me vale u soberano pito. Sólo quiero hacerme bolita en las sábanas con mi esposa y tal vez el gato, celoso, al pie de la cama.

Y todos ustedes pueden irse al demonio.

Share this:

JOIN CONVERSATION

12 commentaires:

  1. A mí me encanta el sabor de la cerveza, y del whisky y el vino tinto, todo lo demás lo he tomado por puro amor a emborracharme, aunque hoy día ya casi no. También existen las reuniones o bares en los que escuchas buena música a un volumen considerable y se presta para tener buenas charlas mientras tomas una cerveza.

    Es cierto que las fiestas en la prepa y hasta en la universidad, viéndolas objetivamente, son de hueva, pero también es cierto que van las viejas más buenas y facilonas, he ahí un claro incentivo para asistir.

    ResponderEliminar
  2. Cabrón si es más dañino fumar. Y tampoco hay muchas razones para hacerlo, así como nosotros los alcóholicos, ¿o sí?

    Por cierto ¿de qué das clases?

    ResponderEliminar
  3. Cabrón Insensible:

    Esos bares con música baja para platicar son ya para gente mayor como nosotros. Lo que sigo sin explicarme es cómo los jóvenes aguantaron años y años antes de ir a estos bares para gente más añeja.

    Y sí, eso del sexo, si nos basamos en algunos de tus posts... a lo mejor necesitas hablar con alguien profesional, wey...

    Falso Profeta:

    Es cierto que hace más o menos más daño, pero si lees bien no estoy criticando la adicción, porque esa es mi razón de fumar y creo que la adicción es la razón por la cual casi todos toman.

    Lo que critico es toda la faramalla de hueva que hacen alrededor de tomar.

    Doy clases de español desde 2003 a gringos en la Universidad de Arizona.

    Saludos, FP, es un honor que me visites seguido.

    ResponderEliminar
  4. Chingado, es la tercera o cuarta vez que leo un post completo esperando que te pasara algo emocionante.

    Pero efectivamente solo reclamos de un viejito llorón ante una sociedad que no comprende. Pero porque es de a huevo. Tu lo pusiste después de 1997 la gente se divertía con éxtasis, crack, etc. La música tecno retumbaba en la cabeza de las personas. Si no entraste en esa onda, mucho menos vas a poder ahora.

    Chingado, me quedé esperando que te arrestaran por robar libros antiguos de la biblioteca de noche, por incitar alumnas al Carpe Diem, por hacer haikus de protesta ante los japoneses matando delfines y ballenas.

    Lo que sea pudo haber girado el post ante un emocionante final en el que pudiste haber vivido para siempre, pero que por unos segundos rockeaste las bolas del sistema.

    Tu puedes ser tan innerte o neutral en tu ambiente como quieras. Pero siempre y cuando no te arrepientas cuando realmente seas viejo. Y digas "Chingado me hubiera divertido más.", ó "Hubiera conocido más gente interesante".

    José Carlos

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy peor que tú.
    A diferencia que me gusta un chingo el vino y el whisky (pero no me gusta emborracharme, tomo alcohol por el gusto de hacerlo, no para 'ponerme una pedota'), también soy adicto a la nicotina y me molestan igual las maneras de diversión de los adolescentes de hoy en día, me molestan los lugares donde no se puede platicar por la estridencia y me caga de sobremanera que siempre andan fanfarroneando "nos tomamos medio barril entre 5 cabrones), "nos chingamos un 36 entre 2 batos",
    A mi qué puta verga me importa????!!!!, se lo hubieran metido por el culo mejor, pinchis zanganos!!!

    El pedo es que soy 4 años menor que tú, lo cual me convierte en una persona aún más amargada dentro de mi entorno generacional, cosa que me viene valiendo verga.

    ResponderEliminar
  6. J.C.:

    Tu comentario es de los mejores que he recibido en mucho tiempo, porque me criticas objetivamente y creo que tienes razón, llevo mucho tiempo siendo bastante aburrido.

    Creo que soy ñoño y poco interesante por la misma razón: perdí contacto con la realidad. Si te has fijado, hasta mis dibujos son ahora "remakes" de dibujos viejos, como si ya no tuviera más ideas cool.


    Pero eso sí, J.C., no te preocupes. Siempre he tratado de vivir mi vida con una ambición: la de poder repetir las últimas palabras de Casanova: "No me arrepiento de nada". Y hasta ahora es así.

    Lee un poema en el techo del cuarto del Pollo. Se llama "Non Carpe Diem".

    ---------------------------------

    Nicotina:

    Es cierto, tienes los mismo síntomas de vejez prematura dle alma y eres menor que yo, pero esto es lo interesante: llevo mucho mucho años pensando igual. Sólo ahora que estoy cerca de los 30 siento que tengo más derecho a estar amargado, pero insisto, llevo así mucho tiempo.

    Y es cierto, cuando alguien dice "nos tomamos medio barril entre 5 cabrones" me imagino que cambia el líquido, y suena muy ridículo;
    "nos chingamos un barril de jugo de naranja entre 5 cabrones" o "Vamos a tomarnos un 24 de sodas en una noche"...

    ResponderEliminar
  7. Yo también me esperaba un post extremadamente aventurero, emocionante. Nha, el punto es que hay seres más sociables que otros, es decir, hay personas que les cuesta menos trabajo "quedar bien" y existen otros, a quienes les importa un comino ésto.
    En lo personal soy muy fiestera y de vez en cuando bebo bastante, pero definitivo, no lo hago todo el tiempo porque no todas las personas me parecen "divertidas" ni todas las fiestas lo suficientemente entretenidas.
    Digo, nunca iría a una fiesta de reggetón porque me parece vulgar, quizá no has encontrado un lugar "fiestero" (llámese bar, local, etc) donde te sintiéras cómodo.
    Digo, ya no sé ni qué decir... el punto es que siempre vendrán mejores fiestas y peores fiestas, realmente uno nunca se pierde de nada (siempre pienso eso)y por cierto, gracias por ir a mis fiestas. :)

    ResponderEliminar
  8. Esto pasa cuando haces cosas que la media poblacional no, cuando no tomas cerveza, se empeñan en hacer que la tomes,y con otras cosas igual, muchos lo hacen con sus mejores intenciones, para que te diviertas tanto como ellos, porque si no, que "aburridón" te vas a llevar, pobrecito de ti, etc etc.

    El león cree que todos son de su condición, y en ocasiones no nos entra en la cabeza, que cada quien tiene sus formas de ser feliz y de pasar su tiempo como le de su gana, tal vez es cuestión de respetar, luego entonces, nadie lo hace, porque para algunos, si no tomas, eres un "culon" jajajajaja, tu no los entiendes a ellos, ellos no te entienden a ti.

    Ammm, no parece que tengas 90 años por decir estas cosas.

    Hacerse bolita es lo mejor! yo también quiero eso, pero en lugar del gato, un perro, aunque tengo que esperar al igual que tu, para que eso pase. Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Pues tanto asì como que el gusto por el alcohol sea el mòvil de las fiestas pues no. Y que en las fiestas el alcohol estè en el pedestal y que todo se elaborò como pretexto para chingarselo pues tampoco.

    Opino que tenemos el culto a la espontaneidad y que el pomo es una llave segura para que pasen cosas. El alcohol es algo asi como un catalizador de situaciones divertidas o al menos memorables. Eso del mito de la fiesta o del antro le debe mucho al alcohol pero concuerdo que no todo.

    Y tambien creo que se trata un poquito de timidèz, que una persona libre y sin tapujos no necesita permiso de un estupefaciente para ser estupido, divertido y/o romàntico, ni mucho menos necesita complicidades que son las fiestas. Creo en el alcohol como un factor en la ecuaciòn social que permite y facilita la salida de personalidades alternas (o peor, reales).

    Mucho blah blah, lo que quiero decir es que màs que adicciòn es falta de comunicaciòn y autocensura, que el bacardi es màs bien un pretexto al cual remitirse si algo sale mal en la aventura social. Al borracho se le perdona pero al pendejo no.

    Entonces, es raro pensar que es màs aceptable convivir, hacerla o fallar en junglas alienìgenas y cacofònicas que son las fiestas, porque en la cotidianidad ahì si se supone tienes tus cinco sentidos y tienes que responder por lo consecuencias.

    ResponderEliminar
  10. Vaya!

    ¿Paso por aqui y que me encuentro? ¿young man thirties intellectual and emotional crisis? ¿un grupo de jovenes adultos tratando de justificar el porque toman alcohol, o bien, el porque se abstienen de tomarlo, o mejor aun, tratando de negar a ese estado de bohemio como motor fundamental de cualesquier reunion social humana?

    SO BORING!!


    Todos ustedes estan mal!!

    Los problemas fundamentales son..

    ...¿y la birria? ¿la sopa de codito y los frijoles con su chingazo de pan? ¿los tamales? ¿la rosca? ¿los fritos azteca? ¿las piñatas? ¿la rockola? ¿los juegos? ¿la video? ¿las fotos? ¿las sodas? ¿la botana? ¿los dips? ¿los chicarrones? ¿la cecina con chiltepin? ¿el pastel? ¿la musica? ¿los amigos? ¿la familia? ¿la ocasion?,etc...

    ..y del alcohol, bueno, ese cada quien se lo puede pistear si gusta, PERO, a mi consideracion lo antes citado es lo fundamental.

    He dicho.

    Saludos!


    Mr.KARATE
    --Black Belt

    P.d. Tu tambien te puedes ir al demonio!

    ResponderEliminar
  11. SS ha de ser algo genetico, el reloj biologico que dice "ya estuvo" y nos hace buscar cosas diferentes... por otro lado el alcohol es parte de un ritual social que entre otras cosas:

    En poca cantidad es un "lubricante social" con todo lo que implica la frase :P

    Disminuye expectativas e induce conformismo como habito(Beer googles).

    Suspende la responsabilidad social que tiene cada persona

    Simplifica los complejos, es un "shrink" instantáneo. De repente el mundo se hace pequeño y todo tiene sentido (o no importa que no tenga sentido).

    En otras palabras, hace que valga madre estar valiendo madre. Frase pop "tras varios tequilas las nubes se van pero el sol no regresa".

    Una buena actividad no necesita demasiado alcohol (comida en la playa, acampar en un bosque, visitar un museo) y andar pedo solo le quitaria detalle a los recuerdos. Ver la vida mediante un lente borroso difumina los defectos, pero no la enriquece o mejora.

    ResponderEliminar
  12. cuando voy a los dubs o a los soundsystems, no voy a conocer gente ni a platicar, voy al dub o al soundsystem a bailar bailar bailar ...

    ojala algun dia tenga alguien viejo con quien enrrollarme en las sabanas..

    ResponderEliminar

Todo mensaje anónimo será borrado. Que tengas un día excelente ;)